25 razones por las que navegar es más seguro que el sexo

 En El Cofre

Os traemos esta lista con las 25 razones por las que navegar es más seguro que el sexo.
¿La razón por la que hemos creado esta lista? Mejor no queréis saberlo pero esperamos que podáis echaros unas buenas risas como lo hemos hecho nosotros.

  1. No tienes que esconder tu colección de revistas de barcos y regatas.
  2. Es muy improbable que te descargues un virus malicioso en el ordenador al estar visitando webs sobre náutica (de visionautica os aseguro que no!).
  3. Está completamente aceptado el que pagues a un profesional para navegar con él de vez en cuando.
  4. Nadie espera de ti que navegues con una sola persona el resto de tu vida.
  5. Puedes hablar sobre barcos delante de los niños.
  6. Si tu pareja saca fotos o vídeos de ti navegando, no tienes por qué preocuparte por si algún día aparecen en internet en el improbable caso de que te vuelvas famoso.
  7. Ir a navegar con tu pareja no significa necesariamente que resulte en volver a tierra con pequeños grumetillos no previstos.
  8. Navegar con tu perro no te hace una persona muy rara.
  9. Tu tripulante no se molesta por la gente con la que navegaste hace tiempo.
  10. Es perfectamente respetable navegar con tu familia.
  11. Nadie espera que navegar sea espectacular todas las veces.
  12. Es totalmente respetable que te vean entrar en una tienda náutica.
  13. Ser bueno con los cabos está más visto como una habilidad obligatoria más que un fetichismo.
  14. Cuando ves a un navegante muy bueno no tienes por qué avergonzarte por imaginarte los dos navegandos juntos.
  15. El tamaño no importa, puedes disfrutar de la navegación con el barco de la eslora que sea.
  16. Puedes tener una calendario con barcos en la pared de tu oficina, decir chistes sobre barcos e invitar a tus compañeros de trabajo a navegar sin preocuparte que te denuncien por acoso y discriminación en el trabajo
  17. Nadie espera que necesariamente dejes de navegar si tu pareja pierde interés.
  18. Nadie te dirá JAMAS que si navegas tu solo, te quedarás ciego.
  19. Disfrutar de una salida rápida en barco no está visto por tu pareja como que tu rendimiento ha disminuido.
  20. Si quieres ver regatas en la televisión no tienes por qué suscribirte a los canales de pago XX.
  21. No existen enfermedades por transmisión por ir a navegar (excepto quizás el dinero que va de tu bolsillo al barco…)
  22. Que notes el viento en la nuca no significa que muerdes almohada.
  23. Navegar en público no hará que te arresten.
  24. Navegar en grupo no está visto como algo pervertido.
  25. El uso de ayuda externa es completamente normal.

Si se te ocurre alguna idea más escribe en los comentarios para añadirlo a lista, o si eres de los que ahora le ha picado la curiosidad por empezar a navegar quizás te interese empezar a conocer las distintas partes de un barco.

¿Te ha gustado? Ayúdanos a compartirlo
José Martínez de Ubago Álvarez de Sotomayor
El mar es mi pasión y llevo navegando desde mi más tierna infancia, si no antes, tanto en vela ligera como en crucero. ¿Un sueño? Quién sabe, quizás acabar viviendo en mi propio barco.
Últimas entradas

Dejar un comentario