4 sencillos consejos para alquilar tu primer barco en vacaciones

 En El Cofre

Si finalmente te has decidido en alquilar un barco y este año decides pasar tus vacaciones a bordo, hemos creado esta entrada con una serie de consejos muy útiles y básicos para que puedas disfrutar al máximo de tu experiencia.

Existen infinidad de destinos a los que uno puede ir y alquilar un barco y al contrario de lo que muchos imaginan, se puede hacer a lo largo de todo el año. Eso sí, en función de la época a lo mejor tenemos que coger un avión y cruzar el charco para irnos a zonas un poco más exóticas.

El Mediterráneo, Caribe, América del Norte, Sudamérica, Sudeste Asiático, Oceanía, !e incluso los Polos! Existen cientos de opciones para explorar, todo dependerá del presupuesto, del tiempo y de las ganas de aventura que tengas.

El chárter o alquiler de embarcaciones recreativas es cada vez más popular, siendo un sector que lleva varios años recuperándose desde los años más crudos de la crisis. Queremos por tanto utilizar esta entrada del blog para hablar de 4 sencillos consejos para ayudarte a escoger el mejor barco y que hará que tu experiencia a bordo de una barco durantes tus vacaciones sean mejores.

Entonces ¿qué debemos hacer para alquilar un barco de vacaciones?

1- Planificar con tiempo

Como en cualquiera de nuestros viajes siempre es recomendable programar nuestras vacaciones con tiempo por un sencillo factor, el económico. Las empresas suelen ofrecer descuentos y ofertas muy interesantes a los previsores que deciden hacer sus reservas con tiempo.

Por lo general, si estamos pensando en alquilar un barco para los meses de junio, julio y agosto en el Mediterráneo es recomendable hacer las reservas entre enero y marzo para poder optar a alguno de estos importantes descuentos.

Presta atención a alguna de las muchas ofertas que se pueden ver en internet en muchas de las webs especializadas en el charter de barcos.

2- Escoger el tipo de barco que más nos interesa

Directamente relacionado con el punto anterior se encuentra este, si estamos interesados en alquilar una serie de modelos muy concretos como pueden ser los catamaranes de entre los 12 y 15 metros también hay que darse prisa ya que son tremendamente populares para el charter y no existen todavía un gran número de ellos, lo que hace que sean las primeras unidades en colgar el cartel de “alquiler completo”.

De todas maneras,hay muchas otras opciones de barcos que podrán ajustarse a nuestras necesidades, ruta y cantidad de gente que queramos ir a bordo.

3- Alquiler con patrón si somos nóveles

Si nuestro grupo no cuenta con gente experimentada siempre existe la posibilidad de contratar a un patrón para que se encargue de todo lo relacionado con la navegación y nos libere de las tareas que harán que nuestras vacaciones sean más placenteras.

Si tenemos interés en aprovechar esta oportunidad de estar en un barco y aprender a cómo llevarlo, lo más seguro es que el patrón esté encantado de hacerlo y te empiece a introducir y a enseñar los elementos y maniobras más básicas.

Además, si queremos aprovechar al máximo tus vacaciones en un barco alquilado puede que quieras aprender antes cuáles son las partes de un barco de vela.

4- Alquilar el barco a empresas serias

Pero antes de hacer cualquier de estas cosas es muy recomendable hacer unas averiguaciones previas para saber si la empresa a la que le vamos a alquilar el barco es lo suficientemente seria.

Hay que tener en cuenta que entraremos en un barco con el que no estaremos familiarizados y la seguridad debe ser siempre una prioridad en todo momento, una buena empresa nos entregará una embarcación con las máximas garantías y en el mejor estado que hará que nuestras estancia a bordo sea de lo más placentera.

En conclusión, decidirnos por el chárter de un barco durante nuestras vacaciones es una opción cada vez más popular que además nos permite estar en constante contacto con la naturaleza.

La planificación previa es fundamental ya que aumentará las posibilidades de pasar unos días inolvidables, no hay que tener miedo a nuestra falta de experiencia porque existen grandes profesionales en el sector con los que siempre podremos contar.

¿Te ha gustado? Ayúdanos a compartirlo
José Martínez de Ubago Álvarez de Sotomayor
El mar es mi pasión y llevo navegando desde mi más tierna infancia, si no antes, tanto en vela ligera como en crucero. ¿Un sueño? Quién sabe, quizás acabar viviendo en mi propio barco.
Entradas recomendadas

Dejar un comentario