Barcos de espectadores en regatas, qué hacer

 En Regatas

Dos días después de la salida desde Alicante de la primera etapa de la Volvo Ocean Race 2017-2018, los barcos se encuentran actualmente dirigiéndose a la isla de Porto Santo en Madeira para virarla y dirigirse después a Lisboa.

Nosotros estuvimos en Alicante disfrutando el fin de semana de toda la emoción que rodea a una regata de esta magnitud viendo la regata Pro-Am el viernes y la salida de la regata como tal el domingo y pudimos constantar el gran número de barcos de espectadores que había a lo largo del campo de regatas para poder disfrutar de este evento.

Las condiciones de viento no podían ser mejor, soleado y con unos 20 nudos mantenidos que hacía que los Volvo Ocean 65 volasen y levantasen las proas gracias a sus gigantes Genaker A3 cuando enfilaban la boya de sotavento. Los barcos corataban el agua literalmente, lo que nos sirve como indicador para saber qué velocidades pueden llegar a alcanzar.

Barcos de espectadores en la salida de la Volvo Ocean Race

El mayor grueso de los barcos de espectadores se encontraban disfrutando de la regata por la zona de sotavento, donde los barcos de la Volvo debían virar la boya amarilla dejándola por babor para poner proa hacia el Estrecho de Gibraltar tal y como podemos ver en el siguiente esquema.

Esquema del recorrido de la salida de la etapa 1 de la Volvo Ocean Race 17-18

Para que no hubiese problemas con los barcos de espectadores, la organización abrió un canal marcado por boyas troncocónicas también amarillas que dejaban una zona bien clara para que los barcos participantes pudiesen pasar tranquilamente por ella sin ser molestados por las embarcaciones llenas de gente que habían venido a ver estos impresionantes barcos.

La verdad es que todos los que hemos seguido esta regata sabemos que al final no fue así, hasta en las noticias se pudo ver como tanto el Scallywag como el Turn the Tide on Plastic debieron de maniobrar entre las embarcaciones de espectadores llegando a pasar demasiado cerca de estos creando situaciones de bastante peligro como podemos ver desde este vídeo aéreo grabado por el helicoptero de la organización.

Y aquí tenemos otro vídeo del mismo momento grabado por el On Board Reporter (reportero de a bordo) del Turn the Tide on Plastic en el que se puede apreciar lo cerca que se estuvo de tener un accidente durante esta regata.

Se puede escuchar perfectamente los nervios a bordo del barco ya que van a una gran velocidad y maniobrar con estas máquinas es bastante complicado. Si entiendes inglés podrás escuchar alguna que otra lindeza que suelta algún tripulante a los barcos de la organización y de los espectadores (con toda la razón del mundo).

También fijaros en la cara de la patrona Dee Caffari después de conseguir maniobrar y pasar los barcos de los espectadores sin ningún accidente, debía de tener el corazón a mil por hora.

Nosotros estábamos en el dique, por lo que teníamos una vista privilegiada de la boya de sotavento y podemos asegurar que la organización dejo un canal bien grande y claro y lo hizo con tiempo de sobra, entonces ¿cómo acabaron los barcos participantes entre los barcos de los espectadores, de quién es la culpa?

A nosotros se nos ocurren dos razones por las que se pudo dar esta situación:

  1. El canal que se abrió no se encontraba en el rumbo que debía interesar más a los barcos participantes por lo que se acabaron metiendo entre los espectadores. Si es así, es un error de la organización por no haber previsto mejor el ángulo de salida de los barcos de la Volvo.
  2. Al ser un día con tanto viento, las embarcaciones que se encontraban a barlovento del canal que se dejó libre para los participantes debieron de caer a sotavento de su posición y acabar metidos dentro del canal. En este caso sería un grave error por parte de los patrones de todos y cada una de los barcos de los espectadores.



Otros ejemplos similares en regatas importantes

Al Scallywag le gusta dar emoción a los barcos de los espectadores

Como vimos en los vídeos de antes los dos barcos participantes en la Volvo Ocean Race 17-18 que tuvieron que maniobrar para evitar chocar con los barcos de espectadores fueron el Turn the Tide on Plastic de las Naciones Unidas patroneado por Dee Caffari y el Scallywag de Hong Kong patroneado por David Witt.

No es la primera vez que el Scallywag roza a un barco de espectadores tal y como ocurrió en diciembre de 2016 durante la Sydney’s Big Boat Challenge.

En este caso se trataba de una regata de maxis de 100 piés y se puede ver perfectamente como el Scallywag maniobra entre dos embarciones y milagrosamente consigue pasar sin sufrir ninguna colisión. A continuación, la misma situación pero esta vez el vídeo grabado por un aficionado a bordo del barco de los espectadores.


Fijaros como después de haber evitado los dos barcos de motor, el Scallywag pasa también rozanco la jarcia del barco de vela. A más de uno seguro que le pitaron los oidos y no precisamente porque le dijesen cosas bonitas.

El caso de la Withbread Round the World Race

Pero estas situaciones de “casi choque” entre embarciones de espectadores y los barcos que participan en la regata no es cosa únicamente de nuestros días.

Durante la Withbread Round the World Race de 1989-1990 (como se denominaba a la actual Volvo Ocean Race) durante la salida de la etapa 4 en Auckland la embarcación sueca The Card enganchó su palo de mesana con un barco de espectadores y este se rompió (ver a partir del minuto 0:42)

Se puede ver como el barco de espectadores estuvo a punto de volcar y The Card hizo el resto de la regata con aparejo sloop hasta completar la etapa en Punta del Este en Uruguay.

Qué hacer para evitar accidentes

Tener la posibilidad de ir a disfrutar de una regata de gran categoría desde tu embarcación es una oportunidad que muy pocos pueden llegar a disfrutar. Para evitar las situaciones que hemos comentado previamente es aconsejable seguir una serie de recomendaciones para evitar el desastre o por lo menos el susto.

Es un muy importante seguir las indicaciones de la organización, obedeciendo con prontitud a sus señales. Dejar el espacio suficiente al campo de regatas, barcos tan grandes y rápidos necesitan su espacio para poder maniobrar y las condiciones de viento y mar pueden hacer que sus rumbos varíen.

Pero si finalmente te encuentras en una situación como las anteriores y ya es inevitable que el barco participante pase cerca de ti, intentar maniobrar lo mínimo posible ya que el patrón del barco de regata no puede predecir hacia donde te vas a dirigir y le será seguramente más sencillo evitarte si te encuentras parado en tu sitio.

Eso sí, estate preparado a recibir una larga ristra de voces muy cariñosas.

En cambio, si nos encontramos acompañando a una flota de barcos como puede ser en la parada naval de la Tall Ships deberemos además de seguir las indicaciones del RIPA, tener claro que estos barcos de hasta 100 metros de eslora tienen que seguir un recorrido concreto por lo que evitaremos cruzarnos con sus proas y dejarles margen de maniobra.

Vamos, que apliquemos el sentido común, que según dicen a veces parece ser el menos común de los sentidos.

Si conoces alguna otra situación como esta en la que un barco de regata ha estado a punto de chocar con una embarcación de los espectadores déjanos un comentario.

 

 

¿Te ha gustado? Ayúdanos a compartirlo
José Martínez de Ubago Álvarez de Sotomayor
El mar es mi pasión y llevo navegando desde mi más tierna infancia, si no antes, tanto en vela ligera como en crucero. ¿Un sueño? Quién sabe, quizás acabar viviendo en mi propio barco.
Entradas recomendadas

Dejar un comentario