La clase 6M rejuvenece con un siglo a sus espaldas

 En Modelos

La Copa América ha cambiado radicalmente en los últimos cinco años, la Volvo Ocean Race acaba de anunciar que los barcos de la siguiente edición llevarán foils al igual que los IMOCA.

En cambio la clase 6M, con más de un siglo de vida, sigue aumentando la flota. Los diseños guardan las líneas tradicionales que rigen sus reglas de clase al mismo tiempo que añaden evoluciones.

A finales de mayo de 2017 se ha botado una nueva unidad que patroneará el Rey Emérito y que confirma la tercera juventud de esta clase que se ha afincado con fuerza en el RCN de Sanxenxo.

Historia de la clase 6M

Empezaremos a rememorar la historia de esta clase desde sus inicios, desde que se constituyo la IYIRU (Unión Internacional para Regatas de Yates) que nació de la Conferencia de París del año 1907, se buscó una fórmula para el cálculo del arqueo.

Esto quiere decir, que en vez de construir barcos iguales (monotipos) la formula permitía un diseño libre pero que cumpliese con el resultado de una formula con el resultado dando un arqueo determinado.

Los Países Europeos acataron esta nueva fórmula mientras que Estados Unidos continuaron construyendo barcos como hasta la fecha sin que esta nueva fórmula les terminase de gustar.

La fórmula de arqueo para los 6 metros F.I. de la primera serie en 1907 era:

  • L = Eslora en flotación (LWL)
  • G = manga
  • B = cadena
  • d = diferencia entre contorno y cadena
  • S = superficie vélica
  • F = francobordo

El resultado de la fórmula para obtener la calificación de 6M tenía que dar como resultado 6. Esta fórmula estuvo vigente hasta 1920 y sufrió dos modificaciones posteriores.

De la fórmula 6M se construyeron aproximadamente unas 1500 unidades durante el último siglo repartidas entre Finlandia, Noruega, Suecia, Alemania, Inglaterra, Suiza y Estados Unidos.

Hoy en día quedan alrededor de 500 unidades algunas preparadas para regatear y otras acruceradas para pasear, algunas perfectamente restauradas y otras recién construidas.

Tomando medidas para calcular una media de las unidades de la clase 6M en su historia obtenemos los siguientes datos:

  • LOA: 11,25 m
  • LWL: 6,85 m
  • Manga: 1,98
  • Calado: 1,60
  • Desplazamiento: 3,5 Tons
  • Peso del lastre: 2,45 Tons
  • Superficie vélica: 43,00 m2
  • Tripulación: 5

Es curioso observar que la cubierta y la bañera no están sujetas a ninguna regla, exceptuando una superficie máxima y una mínima para el corredor lateral de la bañera.

La clase 6 Metros guarda un gran parecido con el Dragón, clase en la que con el Rey Don Juan Carlos participo en los JJOO de Munich 72.

Continuando con la historia de esta clase los 6 Metros sufrieron un boom en los años 30 cuando fue sin duda la clase líder en regatas internacionales. Pasaron una época complicada con la Segunda Guerra Mundial y consiguió recuperarse en la post-guerra.

El declive de la clase 6M por la aparición de nuevos modelos

Con la llegada de nuevos modelos más ligeros y rapidos en los años cincuenta y sesenta, de construcción mucho menos costosa relego a un segundo plano a esta clase durante un par de década hasta que en los años 80 empezó una segunda vida para estos barcos.

Un dato curioso llegó en 1932 cuando un diseñador americano , Olin Stephens, recién salido de la universidad dibujo un 6 Metros que marcó los diseños de varias décadas.

Flotas en España

En España se formaron dos flotas, una en el Cantábrico y otra en el Mediterráneo desde el inicio de la clase que en los años 30 llegó a ser de las más importantes de Europa, con el paso de los años fueron perdiendo fuerza hasta desaparecer.

En el año 2015 un grupo de armadores decidieron formar una flota en el RCN de Sanxenxo y devolver estas joyas al mar. Es importante destacar que fue clase olímpica desde 1908 hasta 1948.
Si tenéis ganas de ver estos diseños tan elegantes podéis consultar el calendario de regatas en el RCN de Sanxenxo y acercaros a los pantalanes donde veréis patrones y tripulantes del más alto nivel.

¿Te ha gustado? Ayúdanos a compartirlo
Entradas recomendadas

Dejar un comentario