Cruzar el Atlántico a remo en un bote de 7 metros.

 En Entrevistas

Jorge Pena y Jesús de la Torre son unos personajes peculiares. Se han apuntado a la Talisker Whisky Atlantic Challenge, una prueba en la que sus participantes han de cruzar el Atlántico a remo en su bote de 7 metros llamado Remolón que sale desde la isla de la Gomera hasta la isla caribeña de Antigual, la salida es siempre a mediados de diciembre

Sorprende más aún cuando descubres su edad, Jorge tendrá 53 y Jesús 64 años el día que tomen la salida para empezar su aventura. Se enfretarán a otros equipos de marcado acento anglosajón que vienen de todos los países de Reino Unido, Nueva Zelanda, Australia, EEUU pero también con participantes de Rumanía, Noruegos, Egipto, etc.

Una prueba de resistencia en la que prima el acabar la regata más que el hacer un buen puesto (aunque a Jorge y Jesús tampoco les importaría quedar primeros en su categoría).

La entrevista se ha realizado con Jorge, ya que Jesús no se podía encontrar ese día con nosotros. Aún así ha sido una charla muy interesante e instructiva sobre este mundo del remo oceánico bastante desconocido para nosotros.

¿Cómo surge esta idea?

Pues Jesús había escuchado hablar de la regata e inicialmente tenía ya un compañero con el que participar,  yo cuando me enteré por supuesto fui el primero en tildarlos de locos.

Por desgracia este amigo se puso enfermo y no pudo seguir con el proyecto por lo que Jesús me encargó que buscase a otra persona que quisiese apuntarse a esta aventura. Tan bien me lo vendió que al final acabé siendo yo su número compañero de travesía

¿Podrías explicarnos cómo es un barco de remo oceánico?

Es un bote de remos diseñado para cruzar el Atlántico que se construyó en 2006, y somos los terceros que vamos a cruzar con él el charco. Los primeros tardaron 55 días y los segundos 77 días, nosotros tenemos pensado hacerlo en unos 60 días.

Está hecho con contrachapado marino con resina epoxi, en lastre debe pesar unos 250 kilos. Es obligatorio llevar además 150 litros de agua potable embotellada en unos tanques, esta agua no se puede consumir a no ser que sea un caso de emergencia, nos penalizarían por su consumo. La razón principal para llevar esta agua es que actúa de lastre y ayuda a adrizar el bote cuando vuelca.

Junto con el resto del equipamiento, comida y otros enseres en la salida llegamos a la tonelada fácilmente ¡Y todo eso hay que remarlo!

diseño bote remo oceanico

¿Cómo es la navegación en un bote de remos oceánico?

Si un día con unos 15 nudos son unas condiciones ideales para navegar en un barco a vela, para este bote ya se hace complicado. Además, al tener un francobordo generoso para su tamaño debido a las cabinas de proa y popa enseguida te pones a derivar a pesar de contar con una quilla de sable y timón.

Pero como la regata a remo cruza el Atlántico siguiendo los vientos aliseos pues tanto la ola como el viento ayudan a empujar y hacer avanzar el barco en gran medida.

El problema es que de la misma manera que en condiciones normales de viento y ola más o menos predecibles te empujan en la dirección que tu puedes querer, el momento que hay una tormenta acabas también muy desviado de tu ruta y frusta ver como tienes que recuperar millas que ya habías remado.

¡Ten en cuenta que haremos una media de unos 2 nudos de velocidad!

Pasar una tormenta en un bote a remos oceánico no debe ser muy divertido.

Estos barcos son muy duros, están pensados para soportar una buena tormenta. Pero básicamente te pones a la capa y a sobrevivir, lo que tenemos que hacer es meternos los dos en la cabina de popa donde estaremos bastante apretujados ya que el espacio es bastante pequeño.

Como os había comentado antes, es muy normal volcar por lo que vamos a forrar la cabina entera por dentro para que cuando ocurra, los golpes no sean demasiado grandes. Hay quien se amarra y otros llevan casco.

Vamos, que toda la regata debe estar enfocada a la seguridad.

Pudimos comprobar “in situ” que la cabina de popa no es precisamente grande

Exactamente, llevamos muchos equipo de comunicación como GPS, AIS emisor y receptor, radio VHF para comunicaciones de corto alcance, dos teléfono satelital Iridium para las de largo alcance desde el que la organización se comunica con nosotros todos los días para darnos el parte meteorológico e informarnos de la situación general. Además nosotros queremos llevar un Sailor 150 Inmarsat que nos permitirá enviar y recibir archivos de audio, vídeo, entrar en internet, etc.

Es obligatorio ir a Inglaterra a hacer unos cursos de formación en navegación y seguridad bastante completos que organiza la organización en los que se aprende bastante y te enseñan toda una serie de cosas que aunque básicas, son fundamentales para la seguridad personal y del barco.

La organización cuenta además con dos barcos, uno que sale con la flota desde Canarias y otro desde el Caribe, pero llegan a haber distancias de casi 900 millas entre la cabeza y la cola de la flota y aunque te aseguran que en 4 días pueden alcanzar tu posición no dejan de ser barcos de vela de unos 40 pies de eslora.

Hay ciertas cosas por las que nadie te puede sacar de allí y los helicópteros tienen una autonomía de unas 200 millas.

¿Cómo se prepara una persona para cruzar el Atlántico a remo?

Jesús vive en Madrid y yo en Coruña por lo que no podemos salir a remar juntos tanto como nos gustaría, pero entrenamos todos los días en el gimnasio para coger fuerza y sobretodo resistencia física.

Al vivir cerca del barco si el tiempo me lo permite, aprovecho y salgo yo solo a entrenar.

Como vamos dos a bordo (hay equipos que van en solitario y otros que son 4 a bordo) nos hemos organizado de tal manera que siempre haya uno remando y el otro descansando, inicialmente en turnos de 2 horas con un descanso de unas 4 horas por el medio aunque todavía está por definir si definitivamente lo hacemos así.

¿Qué hay que hacer para participar?

Además de no estar seguro si tienes bien la cabeza, ya solo la inscripción en la regata es de 21500€. Es también obligatorio hacer los cursos de navegación y seguridad que son en Inglaterra y duran 15 días con todos los costes que implican y aún no hemos empezado a sumar compra del barco, víveres, etc…

Existe además una prueba clasificatoria para poder participar en la que tienes que demostrar que has estado durante 72 horas seguidas remando y tenemos pensado hacerlo entre La Coruña y Vigo sobretodo porque son aguas que ya conocemos, aunque Finisterre está ahí en medio.

¿Cómo os vais a financiar?

Calculamos que nos hará falta un presupuesto de unos 80000€ para poder cubrir todos los gastos. Como os podéis imaginar, empezar la regata es casi tan difícil como terminarla.

Tenemos una página web que siguiendo un poco la filosofía del crowdfunding,  la gente puede ir financiándonos una milla en concreto y la idea de instalar el Inmarsat es que cuando crucemos esa milla en concreto podamos enviar una foto al haberla cruzado agradeciéndole que nos la hubiese financiado.

El resto sale prácticamente todo de nuestro bolsillo por el momento, aunque estamos a la búsqueda de cualquier tipo de sponsor tanto grande como pequeño.

Colaboramos con la Fundación CRIS Contra el Cáncer y todo el dinero de más que recaudemos del presupuesto que tenemos establecido irá a parar a ellos, por lo que es una razón más para sacar este proyecto adelante.

2 meses enteros en un bote de 7 metros por 1,95 de manga ¿cómo se gestiona la convivencia?

Nos complementamos entre los dos, Jesús tiene mucho tesón y empuje y yo aporto la experiencia en el mundo del mar.

¿Contáis con la ayuda de alguien para vuestra puesta a punto?

Sí, tenemos la suerte de contar con un equipo multidisciplinar que nos va a ayudar, el coach de Carolina Marín (campeona olímpica en 2016 de bádminton), Ángela Pumariega (oro olímpico en 2012 en la clase Eliott 6), Chuny Bermúdez de Castro…

Tenemos un buen grupo de gente detrás que les ha hecho gracia nuestra aventura y se han sentado con nosotros a ayudarnos cómo gestionar la convivencia a lo largo de toda la regata y a darnos toda una serie de consejos y lecciones que nos están viniendo muy bien.

Todos comentan que la cuestión física es un 20% de la regata y el 80% restante es mental, aguantar 2 personas tanto tiempo en un espacio tan pequeño hay que saber gestionarlo.

Su lema es que “si tienes un sueño, nunca es tarde” y ellos parece que van en el buen camino para conseguirlo. Nosotros desde luego les seguiremos desde el día de su salida hasta el fin de su periplo ¡Cada vez queda menos para la salida!

¿Te ha gustado? Ayúdanos a compartirlo
José Martínez de Ubago Álvarez de Sotomayor
El mar es mi pasión y llevo navegando desde mi más tierna infancia, si no antes, tanto en vela ligera como en crucero. ¿Un sueño? Quién sabe, quizás acabar viviendo en mi propio barco.
Entradas recomendadas
Showing 6 comments
  • Jesus de la Torre
    Responder

    Gracias por el artículo. Espero que para cumplir tu sueño no tengas que esperar tanto como esperé yo para cumplir el mío. TE DESEO SUERTE DE LA BUENA (también la hay mala)

    • José Martínez de Ubago Álvarez de Sotomayor
      Responder

      ¡Estamos trabajando en ello! Historias como la vuestra son las que inspiran.

  • Jorge Pena
    Responder

    Gracias José por el artículo, fue un placer conversar con vosotros. Suerte también con vuestro proyecto. Un abrazo y nos vemos en el mar!

    • José Martínez de Ubago Álvarez de Sotomayor
      Responder

      El placer fue nuestro y espero que esta aventura llegue a buen término! Un saludo

  • Martín
    Responder

    Hola, tengo intenciones de estudiar la travesía del Atlántico con un kayak con un compañero y la verdad es que no sabemos cómo empezar. Sobre todo en lo referente al tipo de embarcación. Es de fabricación propia o la venden, etc. Haber si me pueden ayudar.
    Gracias.

    • Responder

      Pues la verdad es que no sabriamos decirte… En remo llevan ya varios años compitiendo por lo que ya existen una serie de diseños y modelos construidos para poder cruzar el atlántico remando.
      Para kayak no sabría responderte sinceramente, aunque estoy convencido que algún extranjero ya lo habrá hecho, seguro que hay información de algún tipo en internet.
      Un saludo y ánimo con vuestra aventura!

Dejar un comentario