5 razones para fondear por la noche

 En El Cofre

Estar en un barco y tener el mejor y más amplio jardín del mundo, que además cada días es distinto al anterior es uno de las mayores ventajas que tiene la náutica.

Ahora que ya estamos metidos de lleno en el verano y que muchos vamos a dedicar nuestras vacaciones a pasarlas en un barco en el que estaremos durmiendo, se nos plantea inmediatamente la posibilidad de poder fondear por la noche y hoy me he levantado con ganas de contarte 5 razones por las que es una muy buena idea hacerlo:

1)Los problemas de tierra, se quedan en tierra. Pasamos todo el año viviendo rodeados de tráfico, ruidos y gente corriendo de un lado a tierra.

Estar fondeado te permite pasar las noches más tranquilas de tu vida además de poder ser mecido por el leve movimiento del barco.



2)Es barato. Las marinas son mayoritariamente modernas, con multitud de servicios y te permiten visitar ciudades magníficas, pero hay que pagar por ellas.

Con el dinero que te ahorras puedes ir a comer en un bonito restaurante en la cala en la que te encuentres o incluso alargar los días que deseas estar a bordo.

3)El café de la mañana. Levantarse por la mañana y poder tomar un agradable café en cubierta mientras el sol se levanta por el horizonte no tiene rival, después no tienes más que pegarte un baño para terminar de despertarte.

Estamos aún buscando un hotel que ofrezca eso.

4)La puesta de sol. Cenar a la vez que se pone el sol en una cala rodeado de naturaleza tampoco te lo ofrece ningún hotel (que podamos permitirnos la mayoría claro).

Estar alejado de la civilización te permitirá además poder disfrutar durante la noche de la bóveda celeste, un verdadero espectáculo que pasa por encima de nuestras cabezas todos los días del que apenas somos conscientes en nuestra vida diaria.

5)El tiempo se detiene. Los días se hacen más largos, sin estrés, sin horarios. El ritmo lo marca la nueva simbiosis barco-tripulación, todo lo que importa es disfrutar del sitio en el que nos encontramos y de la naturaleza.

¿Te ha gustado? Ayúdanos a compartirlo
José Martínez de Ubago Álvarez de Sotomayor
El mar es mi pasión y llevo navegando desde mi más tierna infancia, si no antes, tanto en vela ligera como en crucero. ¿Un sueño? Quién sabe, quizás acabar viviendo en mi propio barco.
Entradas recomendadas

Dejar un comentario