Qué pasa cuando llevas gente a navegar por primera vez

 En El Cofre

En el momento que eres el armador de tu propio barco, la cosa que más nos puede apetecer es compartirlo con nuestra familia y amigos.

Lo más seguro es que la mayor parte de ellos jamás han estado en un barco antes y seguramente haya alguna cosa que quizás es mejor que comentes antes de salir a navegar por primera vez para que no te hagan tirarte de los pelos.

Para confeccionar esta lista, hemos tenido que recurrir a nuestros propios amigos y familiares a los que antes de sus primeras navegaciones hemos tenido que dar un par de consejillos y ellos nos han ayudado a recordar todo lo que les hemos estado diciendo estos años.

¡Muchas gracias por vuestra ayuda!

Suela de zapato oscuro

Que sí, que esta es una de las primeras cosas que deberías decirle a tus invitados y a los parientes que quiere venir a disfrutar de tu barco.

Ya sabemos que esas zapatillas oscuras son lo más, pero en el barco no entran. No hay nada que manche más la cubierta que la suela oscura y ya sabemos a quién le va a tocar limpiar después…

¿Fumar? Depende de dónde

-¿Dónde puedo fumar?
-A sotavento, siempre a sotavento.
-¿Qué es eso?
-¡Por donde se va el viento!



No agarres la escota de la mayor

Si lo que tienes es un barco de vela la escota de la mayor es tanto tu acelerador, como freno y aún más importante para los novatos, un estabilizador. Es frecuente que se agarren a ella y debe estar siempre libre.

La regla de oro: jamás agarrarse a ella

Cuanto menos cristal, mejor

Con buen tiempo (e incluso cuando no lo hace tanto) siempre apetece tomar una cerveza. Poder tener una nevera hasta arriba de ellas es un auténtico lujo al que seguramente le sacaremos una foto para después enviarla a toda esa gente que no ha podido venir.

Nosotros también preferimos las cervezas de botella, siempre sabe mejor pero recuerda, estamos en un barco y siempre falta espacio. Cuando terminamos una lata podemos aplastarla y tirarla a la basura, la botella de cristal seguirá ocupando el mismo espacio y además estará vacía…

Además queremos volver a recalcar, estamos en un barco y todo se mueve y mucho. Tener todo ese cristal moviéndose de un lado a otro puede hacer que el mismo de siempre tenga que ponerse a limpiar.

choque entre dos barcos de vela

Si hay que caer a babor para ceder el paso, hazlo

Cae a babor

-Cae un poco a babor para ceder el paso, a babor, A BABOOOOOOOOR…

¡Que gires a la izquierda!

Nada de equipaje rígido

Vas de charter para pasar unas merecidas vacaciones cuando te aparecen tus compañeros con su equipaje y… sus maletas son rígidas.

Mejor ve buscándoles el Ikea o supermercado más cercano para coger bolsas de plástico, que las maletas se van a quedar fondeadas.

Tú tomate la biodramina, por si acaso

-Yo nunca me mareo, que yo aguanto.
-Hasta que salgamos por la bocana y quieras bajar a por tu primera cerveza.
-Dame la pastilla.

Arriba un poco

Solo para los que tienen caña en vez de rueda de timón.

-Arriba un poco para separarte de ese barco
-¿Cuál era la frase, qué es lo que tenía que hacer?
-Arriba a la barriga.



No hay nada mejor que tener un amigo con barco

Me encanta escuchar esa frase.

Claro, como no tienen que pagar por el amarre, combustible, reparaciones, varadas, material de repuesto, seguros…

Y qué casualidad que están siempre ocupados cuando toca lijar el casco y pintar la nueva patente.

Pescar desde el barco

Situaciones que se dan en barcos que NO son para pescar.

-¿Podemos pescar?
-Si quieres, pero si lo haces ¿qué vas a hacer con el pez cuando esté fuera del agua?
-Emmm…
-Porque claro ¿no pretenderás que todo lo que manche el pececito lo limpie después el que yo me se, verdad?.

Las partes de un barco

Qué os voy a contar ¿cuántas veces tendrémos que explicar y volver a explicar cuáles son las partes de un barco?

Que no existe la izquierda ni la derecha, que no hay cuerdas a bordo, son cabos…

Pero en el fondo, si no fuese por ellos no llegaríamos a ser los orgullosos armadores que somos de nuestros barcos. Estamos encantados de verlos disfrutar con nosotros y si es posible, meterles el gusanillo y el interés suficiente para que se inicien en el mundo de la náutica, se decidan a comprar un barco y descubran todo el mundo que lo rodea.

Esto es lo que se nos ha ido ocurriendo hasta ahora. Si tienes alguna aportación no olvides en dejar un comentario y la añadiremos a la entrada.

¿Te ha gustado? Ayúdanos a compartirlo
José Martínez de Ubago Álvarez de Sotomayor
El mar es mi pasión y llevo navegando desde mi más tierna infancia, si no antes, tanto en vela ligera como en crucero. ¿Un sueño? Quién sabe, quizás acabar viviendo en mi propio barco.
Entradas recomendadas
Showing 7 comments
  • Lyto
    Responder

    La botavara, cuidado con la botavaraaa!! si tienes un barco pequeño seguro que lo gritas seguido.

  • Alfonso
    Responder

    Pues se me ocurren un par de “consejos” más…

    -Aquí manda el capitán, el barco no es una democracia. Él conoce el barco y el mar, y es responsable de la vida de quien está a bordo. Si el capitán dice algo, se obedece.

    -Prohibido bajo ningún concepto caerse al agua. Puede parecer divertido saltar al agua para refrescarse, y fondeados lo es. Pero no tienen ni idea de el problema que puede suponer un hombre al agua.

    -No se deja nada suelto en la cubierta o bañera. Bastante basura hay ya en el mar (no se cuantos vasos, latas de bebida vacías, botes de crema solar y otros muchos objetos ha habido que salvar se caer al agua)

    • Responder

      Muy buenos consejos, sí señor y gracias por la aportación. Hoy precisamente navegando por la mañana me he encontrado una cantidad muy grande de porquería flotando, aunque es una nueva zona de navegación para mi, espero que esa no sea la tónica general.

  • Luis Carlos del Castillo Asin
    Responder

    Y escuchar, pero no pasarse de listillo.

  • Roberto
    Responder

    Siempre bolsaa para basura y asegurarse con una vuelta corta los que mas prometen ser lobos marinos son los que comienzan a apoyarse en la baranda dejam de reir y comoenza el show de vomitoa .

Dejar un comentario