El Mapfre gana la 3ª etapa de la Volvo Ocean Race

 En Regatas

Los barcos participantes en la Volvo Ocean Race salieron de Ciudad del Cabo en Sudáfrica el 10 de diciembre para finalmente llegar a la ciudad australiana de Melbourne después de haber recorrido 6500 millas por los mares del sur.

La vuelta de la etapa reina de la Volvo ha supuesto dos semanas de navegación por los mares más peligrosos y extenuantes del mundo, donde los vientos es raro que bajen de los 30 nudos de intensidad.

Han navegado con mucha ola, mucho viento y frío, mucho frío.



El equipo español Desafío Mapfre ha sido el ganador de esta tercera etapa, que además es una de las que puntua doble y se afianza en lo más alto de la tabla con 29 puntos del segundo Dongfeng Race Team con 23 puntos.

Maniobra a maniobra

Prácticamente desde la salida, el Desafío Mapfre se situó en segunda posición detrás del equipo Dongfeng Race Team y la búsqueda de los frentes les llevó pronto a la zona de exclusión de icerbergs.

Esta limitación ha hecho que en toda la regata el equipo español haya estado peleando por el liderato con los franceses, casi a la vista el uno del otro en una regata de match-race de dos semanas, llegado a hacer hasta cerca de 15 maniobras en una jornada.

Debemos tener en cuenta que cada una de estas maniobras durán unos 30 minutos desde que empiezan hasta que terminan, ya que deben desplazar todo el material que puedan de sotavento a barlovento y eso son muchos kilos y los miembros de la tripulación sin tiempo para descansar.

Tracker con las maniobras realizadas por los barcos participantes en la Volvo Ocean Race

En esta captura se pueden apreciar el número de maniobras que realizaron los equipos

Por fin el día 20 de diciembre de madrugada, el Mapfre consigue adelantar por primera vez al equipo francés y ponerse líder hasta el día de hoy que han cruzado por fin la linea de meta el día de Navidad.

La gran víctima de la regata

El equipo holandés del Team Akzonobel ha sido la primera gran víctima en esta regata. Después de una trasluchada con 45 nudos de viento y olas bastante grandes, rompieron el carril de la guía de la mayor, varios sables de carbono y agujerearon la vela mayor en varios puntos.

Eso les obligó a arriar la mayor e intentar hacer una reparación de fortuna, que no funcionó a la primera pero sí a la segunda. Una reparación muy complicada para realizar en alta mar pero que después de tres días de estar navegando solo con las velas de proa permitió al equipo holandés volver a navegar rondando los 20 nudos de velocidad.

Descanso hasta la etapa 4

La próxima salida será el 2 de enero, en el que la flota saldrá de Merlbourne y se dirigirán hasta la ciudad de Hong Kong recorriendo 6000 millas para completar esta etapa.

Estos días serán muy importantes para que las tripulaciones toman el descanso que necesitan, pero sobre todo para que los tripulaciones de tierra puedan hacer los arreglos y puestas a punto de los barcos después de una etapa 3 muy dura.

La regata todavía no ha hecho más que empezar, quedan todavía otras 8 etapas y pueden pasar muchas cosas pero está claro que la edición de este año está siendo muy emocionante.

 

 

¿Te ha gustado? Ayúdanos a compartirlo
José Martínez de Ubago Álvarez de Sotomayor
El mar es mi pasión y llevo navegando desde mi más tierna infancia, si no antes, tanto en vela ligera como en crucero. ¿Un sueño? Quién sabe, quizás acabar viviendo en mi propio barco.
Últimas entradas

Dejar un comentario