5 razones por las que empezar a navegar en vela ligera

 En La Escuela

Si te ha entrado la curiosidad por el mundo de la vela existen cientos de maneras para poder iniciarse. En esta entrada queremos hablar de varias razones por la que empezar a navegar en vela ligera es una muy buena opción para aprender sobre el mundo de la náutica recreativa y deportiva.

No existe una definición como tal de un barco de estas características, pero se suele entender que es todo aquel barco de reducidas dimensiones que puede ser fácilmente desmontado y transportado por tierra y no llevan ningún tipo de motorización(salvo contadas excepciones) y que no se nos olvide mencionar que no nos hace falta tener ningún título náutico para llevarlos.

Todo esto hace que los barcos de vela ligera sean tan populares, en todas las partes del mundo.

Existen cientos de modelos en el mercado, pero antes de lanzarse a comprar ninguno es recomendable acercarse al club de vela más cercano para que te den unas clases y conozcas los rudimentos y principios básicos de la navegación. Las ventajas que ofrecen este tipo de barcos son las siguientes:

Ventajas de empezar a navegar en vela ligera

Es un barco que tiene unas dimensiones reducidas

Suelen ser barcos de dimensiones más contenidas. Si lo que quieres es aprender, empezar a navegar en este tipo de embarcaciones hará que los movimientos del barco a los que no estamos habituados como la escora nos asusten demasiado y podamos acostumbrarnos a ellos cuanto antes.

Además, es la característica principal que influye en el resto de aspectos que enumeramos a continuación, los barcos pequeños son la mejor opción para la gente que quiere empezar a navegar.

Estos pequeños barcos son maniobrables

Son tremendamente maniobrables. Esto nos obliga a ser conscientes de todas las variables que afectan al barco que pueden ser tanto externas como la velocidad del viento, las olas y la corriente como internas, nuestro peso en el barco, el trimado de las velas el manejo del timón.

A la larga hará que nuestra destreza sea mucho mayor que alguien que solo ha navegado en crucero, de ahí que cualquier gran regatista que se precie ha pasado sin excepción por alguna de las múltiples modalidades de vela ligera.

Es increíble ver sobre todo a los más pequeños navegando en sus barcos. El Optimist es la clase que se lleva la palma y es impresionante el mar de velas en las concentraciones de regatas importantes como puedes ver en el siguiente vídeo.

Son embarcaciones ligeras fáciles de montar

Al ser barcos que “duermen” en tierra el montaje y el desmontaje de los distintos elementos es muy sencilla.

Los principales son el timón y la orza, que en tierra no pueden estar montados por la simple razón que tocarían en el suelo y se estropearían. También están las velas que como en los cruceros se dobla o enrolla cuando no se está navegando.

Por último están las piezas que conforman la jarcia (compuesto por el mástil, botavara y stais si los lleva), dependiendo del tamaño del barco se suele dejar montado en tierra o no. Por ejemplo un optimist es tan pequeño y sencillo que se desmonta completamente, en cambio un 470 puede estar en tierra con el palo montado.

También es fácil transportar un vela ligera

Otro punto estrella de los barcos de vela ligera es el tema del transporte. Al ser de tamaños reducidos, menor peso y fácilmente desmontables nos permiten poder transportarlos por carretera en su correspondiente carro de transporte o incluso en una baca del coche.

Gracias a esto podemos llevar nuestro barco hasta donde queramos, sea otra costa o un lago interior en el que podemos disfrutar de la navegación con nuestro pequeño barco.

trasnportar barco por tierra

Existen muchos modelos de embarcaciones baratos

Otra de las grandes ventajas de navegar en vela ligera es que existen muchos modelos en el mercado lo que hace que sea posible encontrar un buen barco a muy buenos precios y permitirnos disfrutar de la vela con costes reducidos. La vela no es un deporte elitista y cualquier persona con un mínimo de interés y conocimiento puede empezar a navegar enseguida.

Todos estos puntos hacen de los barcos de vela ligera tremendamente populares y que sean la opción favorita para mucha gente para competir, pero antes de meterse en el mundo de navegación queremos insistir en la necesidad de acercarse a un club de vela y aprender cómo se maneja un barco.

Encontrarás a mucha gente dispuesta a enseñarte y mostrarte un mundo con grandes posibilidades que harán que disfrutes de cada minuto que pases sobre un barco.

¿Te ha gustado? Ayúdanos a compartirlo
José Martínez de Ubago Álvarez de Sotomayor
El mar es mi pasión y llevo navegando desde mi más tierna infancia, si no antes, tanto en vela ligera como en crucero. ¿Un sueño? Quién sabe, quizás acabar viviendo en mi propio barco.
Entradas recomendadas
Showing 2 comments
  • Rodolfo Luciano RODRIGUEZ
    Responder

    Me parecieron muy útiles los consejos,tengo 69 años y me apasiona la navegación a vela. Me cuesta decidir cuál es el barco que se ajusta a mi edad y posibilidad económica. Hasta el momento he tomado clases en un Pampero. Quizás pueda haber otro tipo de embarcación que se ajuste a mi persona. Agradeceré recibir alguna información

    • Responder

      No conocía el Pampero, pero tiene toda la pinta de ser un barco perfecto para la iniciación, parecido a los clásicos Raqueros de toda la vida que tenemos en España. Entiendo que eres de Argentina, lo mejor que puedes hacer es hablar con la gente de tu zona para que te asesoren mejor que nosotros ya que desconocemos cómo son las condiciones de navegación de la zona y los precios de las embarcaciones.
      Un saludo!

Dejar un comentario