El Optimist, barco ideal para aprender a navegar

 En La Escuela

Como todos sabéis el Optimist es el barco ideal para aprender a navegar elegido por la mayoría de las escuelas de vela del mundo. Es un barco que a la vez es usado para la iniciación a la competición y el que cuenta con el mayor número de unidades fabricadas en la historia, más de 150.000.

Historia breve del Optimist

barco optimist con mar dura

Fuente: RCN Gran Canaria

El nacimiento del Optimist tiene una historia bastante particular. En la ciudad de Clearwater (Florida) en agosto de 1947, el Mayor Clifford A. McKay recién regresado a casa tras la Segunda Guerra Mundial vio cómo su hijo de 12 años utilizaba una caja de jabón con una vela y con la que hacían “regatas” por las calles de la ciudad.

Estas regatas fueron prohibidas por el alcalde de la ciudad por lo que el Mayor Clifford se reunió con el diseñador de barcos Clark Mills, para que intentase convertir esas cajas en un barco para niños lo más barato posible y que los niños no perdieran esa afición con la que se divertían. Meses después del lápiz de Mills salió el diseño del primer Optimist.

Después del éxito cosechado en Florida, sobre 1954 en Dinamarca comenzaron a fabricarse los primeros Optimist en Europa.

El barco de vela cangreja para un solo tripulante tuvo una gran acogida y en pocos años ya se estaban corriendo multitudinarias regatas. En 1960 sólo en Dinamarca ya navegaban más de 2.000 Optimist y llegaron a España a mediados de esa misma época.

Su éxito fue tan grande que en 1962 nacía la Optimist Class Racing Association en Inglaterra y poco después toda Europa conformaba la Asociación Europea de la clase, que hoy es dirigida por la International Optimist Dinghy Association (IODA) a nivel mundial.

Características del Optimist

Este barco se diseñó con la premisa de que fuesen pequeños y manejables para los niños de hasta 15 años, pero sobretodo que fuesen muy económicos.

Aunque ahora se hacen todos los cascos están hechos en fibra, antiguamente estaban hechos en madera por lo que con unos sencillos planos, cualquiera podía construirse uno de estos barcos para sus hijos.

El casco del Optimist tiene una forma rectangular, como una caja de zapatos y la parte del barco más característica es su proa plana alejada de las proas en cuña que tienen todos los barcos. También es un barco para niños muy ligero, por lo que se hace muy manejable también en tierra donde se estiba y mantiene en seco cuando no está navegando.

A pesar de su reducido tamaño es un barco muy duro y un niño que tenga ya cierto nivel puede llegar a navegar en él con condiciones de viento y mar bastante duros. Consta de dos flotadores en la proa en cada banda y otro en popa para que el Optimist no se hunda cuando vuelque.

También es muy característico de este barco la forma de su vela cangreja, completamente asimétrica que requiere además del mástil y de la botavara de una percha, o pico, para terminar de montarla y poder salir a navegar.

El Optimist es el barco ideal para que cualquier niño pueda empezar a navegar, disfrutar y cuidar de la naturaleza.

Es una muy buena opción para que aprenda sobre la responsabilidad del cuidado de su material y que aprenda a enfrentarse a las situaciones que le presenta el mar.

¿Te ha gustado? Ayúdanos a compartirlo
Entradas recomendadas

Dejar un comentario