Desvelan el contramolde de los nuevos barcos de la Volvo

 En Regatas

Hace unos meses, el 18 de mayo de 2017 el CEO de la Volvo Ocean Race anunciaba finalmente en el Volvo Mueseum en gotemburgo cuál era la decisión sobre los futuros barcos VOR que se utilizarían en la regata.

La cuestión estaba entre si se optaba a navegar con catamaranes o mantenerse en el formato de barcos monocasco y al final se optó por escoger los dos tipos de barcos.

A partir de la Volvo Ocean Race 2019-2020, en las regatas offshore se empezarán a usar monocascos one design de 60 pies asistidos por foils como los que hemos visto en los IMOCA 60 en la última Vendée Globe. Y las regatas in-port se competirán con catamaranes con foils entre los 32 y los 50 pies de eslora.

Contramolde de madera de los nuevos barcos Volvo

© Brian Carlin/Volvo Ocean Race

Por fin, esta semana se ha desvelado el primer contra molde del monocasco para las regatas offshore diseñado por Guillaume Verdier en el astillero de Lisboa.

Según las palabras de Verdier, han estado trabajando en las líneas del casco del barco para la Volvo Ocean Race para que también pudiésen cumplir con los requisitos de la clase IMOCA 60 y poder participar en eventos de regatas en solitario como la Vendée Glove y la regata a dos de la Barcelona World Race.

Aunque para participar en la Volvo, su cometido principal, tendrán una quilla distinta, al igual que los timones, foils e incluso una jarcia diferente.

Con esta formula, la idea es que un equipo pueda completar dos ciclos de la Volvo Ocean Race y participar en algún evento de la clase IMOCA por el medio sin suponer un coste muy elevado lo que puede ayudar a que los sponsors a realizar una apuesta a medio y largo plazo.

Ese es el verdadero objetivo detrás de todas las decisiones para elegir este nuevo tipo de monocasco de 60 piés, que un mismo barco pueda estar navegando y compitiendo el mayor tiempo posible en distinas regatas de repercusión mundial.

La idea es tener los moldes de los barcos preparados para este septiembre y empezar a laminar el primer barco entre febreo y marzo del 2018 ya que el plan es tener 8 barcos listos en junio del 2019 para la siguiente edición de la Volvo Ocean Race.

Modelo nuevo barco Volvo Ocean Race

© Brian Carlin/Volvo Ocean Race

Cada barco requiere cerca de 40.000 horas para su construcción. El casco y la cubierta se realizarán integramente en las instalaciones de Persico Marine en Italia, lo que llevará unos 6 meses y después será enviado a Lisboa donde se rematará, tal y como se hizo con el barco del AkzoNobel.

Se espera que la primera unidad esté finalizada para noviembre del 2018 y estamos ansiosos por ver como queda este nuevo e innovador barco que seguro que dará mucho de qué hablar.

¿Te ha gustado? Ayúdanos a compartirlo
José Martínez de Ubago Álvarez de Sotomayor
El mar es mi pasión y llevo navegando desde mi más tierna infancia, si no antes, tanto en vela ligera como en crucero. ¿Un sueño? Quién sabe, quizás acabar viviendo en mi propio barco.
Entradas recomendadas

Dejar un comentario