Consejos para navegar cómodo y seguro en vela ligera

 En La Escuela

No debemos olvidarnos que en este deporte estamos en un medio que no es el nuestro y que en cualquier imprevisto-contratiempo puede arruinarnos la salida. En esta entrada os dejamos una serie de consejos de seguridad a tener en cuenta en los barcos de vela ligera.

El primer paso consiste en revisar el material que vamos a utilizar, el buen estado del casco, cabos… así como tenerlos ordenados.

Como dice el refranero popular, más vale prevenir que curar y por ello os presentamos una lista de elementos que no deberían faltar a bordo.

Qué debo llevar conmigo en un barco de vela ligera

El chaleco salvavidaschaleco helly hansen es la base de la seguridad en la vela ligera, deberíamos tenerlo puesto antes de poner el pie en el barco. Recordar que en Europa deben estar homologados y ser adecuados al peso del tripulante.

El hecho de saber nadar no es garantía de seguridad ya que cualquier golpe, engancharnos con algo o la propia dificultad de estar en el agua con ropa mojada puede impedir mantenernos a flote.

Cabo para remolque, siempre preparado para ser lanzado, amarrado en la parte adecuada del barco (normalmente el palo) y preferiblemente que flote para facilitar la maniobra.

Un remo o pagaya (más cómoda para remar con una sola mano) para no quedarnos tirados si nos falla el viento y/o maniobrar en la entrada a puerto de una manera más sencilla.

“El hecho de saber nadar no es garantía de seguridad”

achicador de vela ligeraAunque muchos de los barcos cuenten con achicadores automáticos (venturi o lengüetas en popa) pueden no ser efectivos con poco viento o simplemente fallar. Por tanto resulta de gran utilidad contar con un achicador para vaciar el agua del fondo del barco. También puede ser muy útil una esponja grande para llevar a cabo el mismo cometido o una botella cortada por la mitad.

Silbato, para llamar la atención y alertar a los barcos que tenemos alrededor o gente que nos pueda escuchar desde la costa de que algo va mal. Puede parecer una tontería y un objeto trivial, pero es un elemento realmente útil.

Una de las características principales de los barcos de vela ligera es la “facilidad” de vuelco, así como la necesidad de estar cómodo para poder realizar las maniobras con agilidad y velocidad, siendo importante contar con ropa adecuada. Básicamente desde aquí os recomendamos trajes de neopreno (largos, cortos y con distintos milimetrajes en función de las condiciones climatológicas),y trajes semisecos o secos.

escarpines de vela ligeraLo acompañaremos de un calzado adecuado, fijándonos en la adherencia de la suela y buscando mantener los pies calientes (ya que es una de las zonas en las que antes notamos el frío).  Las botas de neopreno nos dan ademas ligereza y flexibilidad siendo idóneas para estas embarcaciones.

El sol es de los grandes enemigos silenciosos. Al estar en el mar con la brisa del viento no tenemos la sensación de picazón como el que notamos en la toalla en la playa, ademas con el reflejo en el mar se potencian los rayos del sol, pudiendo producir una incomoda quemada con todo lo que ello implica.

Por tanto una buena crema solar se convertirá en imprescindible tanto en verano como invierno y sí, siempre de factores altos (personalmente los uso de factor 50).

Si no tenemos las manos curtidas o simplemente no queremos tenerlas como papel de lija, no esta de más tener un buen par de guantes para navegar que nos protejan.

Y recordad, que es mejor arrepentirse de no haber salido porque las condiciones eran mejores de lo que pensábamos, que estar en el agua pensando que demonios hago aquí sin controlar la situación.

¡Buen viento grumetillos!

¿Te ha gustado? Ayúdanos a compartirlo
Entradas recomendadas

Dejar un comentario