Sotavento y barlovento de un barco de vela

 En La Escuela

Si has tenido la oportunidad de ir a navegar alguna vez es bastante seguro que hayas escuchado los términos de sotavento y barlovento, pero es bastante normal si no te ha quedado claro del todo a qué parte del barco del barco de vela se referían.

Es que hay veces que barlovento era el estribor del barco y sotavento el babor del barco, pero en otras situaciones es al revés.

Al igual que el nombre de la teoría de la relatividad de Albert Einstein, estos términos son también relativos pero a la posición de nuestro barco respecto a la dirección de un viento.

Para ayudar a explicártelo mejor, además de las definiciones de barlovento y sotavento vamos a añadirte unas imágenes que son muy ilustrativas y que te ayudarán a tener por fin claro qué es cada uno.

Sotavento y barlovento

Tal y como hemos comentado antes, el barlovento y el sotavento no es una parte fija del barco de vela, si no que depende de la posición de este respecto al viento y estas son las definiciones según la Real Academia Española

Barlovento: Parte de donde viene el viento, con respecto a un punto o lugar determinado.
Sotavento: La parte opuesta a aquella de donde viene el viento con respecto a un punto o lugar determinado.

Para el caso que nos interesa, el punto determinado al que hacen referencia las dos definiciones anteriores de la RAE es a la dirección del viento.

esquema de sotavento y barlovento en ceñida

Azul es barlovento y rojo es sotavento

Como podemos ver en la anterior imagen, en función de por donde nos entre el viento barlovento será una banda del barco y sotavento será la otra.

El barco de la izquierda, amurado a babor le entra el viento por babor y ese es su barlovento, mientras que la banda de estribor por donde se va el viento es sotavento.

Con el barco de la derecha, también en ceñida pero estando amurado a estribor vendría a ser completamente al revés. Barlovento sería la banda de estribor y sotavento la banda de babor.

esquema de sotavento y barlovento en popa

Barlovento y sotavento depende de la posisición de la vela mayor

¿Pero qué pasa en el caso particular de las empopadas? El viento viene por el mismo mismo lado y tenemos que distinguir también perfectamente cuál es la banda de barlovento y cuál la de sotavento.

Si estamos empezando a navegar a veces cuesta tenerlo claro desde un principio, por lo que el truco más sencillo para tener claro cuál es cuál es fijarse en el lado en el que se encuentre la vela mayor del barco.

Debido a la acción del viento, las velas siempre se encontrarán en el lado por el que se vaya el viento por tanto estarán siempre a sotavento y la banda contraria será barlovento.



Sotavento y barlovento a la hora de fondear

Cuando estamos con un barco, también es muy importante tener claros estos terminos respecto a tierra.

Si estamos en buscando una cala en la que poder fondear con el barco para poder pasar la noche lo ideal y recomendable es que busques una que esté resguardecida, que el viento venga de tierra hacia el mar.

Por un lado, la cala mitiga en parte la intensidad del viento y puedes estar más tranquilo a bordo mientras disfrutas de una comida o mientras te bañas.

Por otra parte (y más importante aún), en caso que tengas algún problema con el fondeo como puede ser por rotura o garreo del ancla o boya y el barco se empiece a mover de su posición, este no acabe contra la costa con nosotros dentro mientras dormimos.

Costa a sotavento en una tormenta

Por muy buena que sea la predicción meteorológica no deja de ser eso, una predicción y a veces podemos encontrarnos en una situación un tanto apurada si el viento aumenta en gran intensidad.

Si estamos alejados de algún refugio y tenemos la costa a sotavento lo más sensato es intentar alejarse lo máximo posible de ella ya que el barco podría acabar contra la costa con todo lo que ello conlleva.

En la espectacular tormenta que hubo en las Islas Baleares en agosto del 2017 pudimos ver como multitud de embarcaciones, al no tener un puerto en el que refugiarse buscaron una cala en la que fondear y poder pasar la tormenta.

Por desgracia, cuando lo peor de la tormenta llegó hubo un role de viento (cambio de dirección del viento) y puso la costa a sotavento de muchos barcos, por lo que muchas embarcaciones acabaron finalmente en la playa los que tuvieron más suerte y contra las rocas el resto.

¿Te ha gustado? Ayúdanos a compartirlo
José Martínez de Ubago Álvarez de Sotomayor
El mar es mi pasión y llevo navegando desde mi más tierna infancia, si no antes, tanto en vela ligera como en crucero. ¿Un sueño? Quién sabe, quizás acabar viviendo en mi propio barco.
Entradas recomendadas
Comments

Dejar un comentario