Velas inflables ¿futuro del transporte marítimo?

 En El Cofre

En un mundo como el actual, los avances e innovaciones tecnológicas están a la orden del día y más cuando hablamos de la lucha contra el cambio climático.

Una de las actividades más contaminantes del planeta pero, también imprescindible, es la del transporte marítimo que según estimaciones produce la friolera del 4% de de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

Vale, quizás no sea el sistema de transporte de mercancías más contaminante por tonelada y kilómetro recorrido si lo comparamos con por ejemplo el avión.

Pero es que si pensamos que los grandes portacontenedores pueden cargar más de 100.000 toneladas, pues al final sumamos mucho material a desplazar y eso requiere grandes motores que chupan no pocos litros de combustible y como ya sabemos producen ingentes cantidas de gases de efecto invernadero.

Búsqueda de propuestas para el transporte marítimo

Desde hace tiempo y con la previsible reducción de las fuentes tradicionales de energía, se barajan muchas soluciones y alternativas distintas para poder dejar de depender de los motores de combustión interna o al menos reducir la dependencia que hay de ellos.

Tanto la energía solar como la eólica podrían presentarse como distintas alternativa y la verdad es que buceando por internet uno se encuentra con las más variadas y diversas propuestas.

La más habitual al parecer es la de añadir mástiles con unas grandes velas en cubierta al más puro estilo del yate Maltese Falcon.

propuesta de barco de transporte con velas

Y como ya sabéis que esto de las velas nos gusta más que a un tonto un lápiz pues os vamos a hablar de una propuesta muy interesante que podria tener cabida entre todas estas ideas para ayudar a reducir el consumo de estos gigantes del mar, las velas inflables.

Las velas inflables ¿una alternativa real?

Edouard Kessi y Laurent de Kalbermatten, han desarrollado un prototipo de vela que se puede hinchar que recuerda enormemente a las alas de avión y también a los parapentes, de los que Laurent fue su inventor en los años 80.

Básicamente consiste en una vela que contiene dos turbinas de aire en el interior lo que le permite mantener su forma y poder así navegar.

Tal y como comentan los autores de este prototipo, la idea no es nueva ya que el sistema de alas de avión ya se está utilizando en los barcos de la Copa América, ellos únicamente han buscando la manera de simplificar el sistema y sobretodo hacerlo más económico.

Posee un mástil retractil que le permite alcanzar hasta 11 metros de altura cuando está totalmente desplegado y lo que es aún más importantes si cabe, puede recogerse muy fácilmente simplemente dejando expulsar el aire que contiene la vela.

Esta es la verdadera innovación, una vela inflable que se puede recoger cuando se está llegando a puerto, o cuando hay que operar con la mercancía o hay que pasar por el canal de Panamá por ejemplo. Un sistema sencillo que no molesta cuando no se está usando.

barco con vela infable recogida en una boya

Prototipo de vela inflable recogido. © ldd

Esto no es más que un prototipo y parece muy divertido para un barco de 9 metros, pero los autores del proyecto creen seriamente que este puede ser el primer paso para adoptar nuevos sistemas de empuje pasivos en embarcaciones de gran porte.

Actualmente se encuentran haciendo testeos y mejoras con la vela hinflable para poder tener listo un producto finalizado para finales de año y poder buscar así inversores interesados en su proyecto.

 

¿Te ha gustado? Ayúdanos a compartirlo
José Martínez de Ubago Álvarez de Sotomayor
El mar es mi pasión y llevo navegando desde mi más tierna infancia, si no antes, tanto en vela ligera como en crucero. ¿Un sueño? Quién sabe, quizás acabar viviendo en mi propio barco.
Entradas recomendadas

Dejar un comentario